Sociedad

Inauguran Centro de Medicina Nuclear para atender pacientes con cáncer en Santa Cruz

El centro fue entregado por el presidente Luis Arce. Se espera que atienda entre 100 y 120 pacientes al día

23 de septiembre de 2022

El presidente del Estado, Luis Arce, inauguró este viernes el Centro de Medicina Nuclear y Radioterapia (CMNyR) de Santa Cruz destinado a atender a los pacientes con cáncer que reciben su tratamiento en este departamento.

“Soy un sobreviviente de esta enfermedad y sabemos lo importante que es tener tecnología para la detección y el tratamiento”, afirmó Arce en el acto de inauguración.

El primer mandatario aseguró que el objetivo de estas instalaciones es “salvar vidas en el oriente boliviano”.

Este es el segundo centro Centro de Medicina Nuclear del país, el primero funciona en El Alto, y en seis meses de labor ya atendió a más de 5.000 pacientes con cáncer.

PUEDES LEER: Centro de Medicina Nuclear aplicará medicamentos contra el cáncer producidos en Bolivia

El CMNyR está emplazado en zona Pampa de la Isla, Distrito 6 de la capital cruceña. La obra demandó una inversión de $us 50 millones y contribuirá al diagnóstico precoz y efectivo de enfermedades cancerígenas, cardiacas y neurológicas.

“La posibilidad de resolver el problema del paciente aumenta de manera exponencial, algo que solo se puede hacer con los equipos de medicina nuclear que a partir hoy cuenta Santa Cruz”, señaló el mandatario.

Espera que la obra no solo beneficie a la ciudad de Santa Cruz sino también a los habitantes de Montero, Warnes y otras provincias cruceñas, y también a las poblaciones de Pando y Beni.

El jefe de Estado manifestó que más adelante, se evaluará la posibilidad de ampliar el centro o en su caso, “pensar en otro hospital”.

El centro tiene áreas de medicina nuclear para el diagnóstico temprano de las enfermedades a través de equipos PET-CT y SPET-CT; áreas de radioterapia que cuentan con dos aceleradores lineales; y áreas de quimioterapia y braquiterapia, además de consultorios, farmacias, laboratorios, enfermerías y salas de inyectorios.

El personal estará conformado por un equipo multidisciplinario de médicos especialistas, físicos, ingenieros y tecnólogos.

La capacidad de atención será de 100 a 120 pacientes por día, considerando la prestación de servicios de diagnóstico, medicina nuclear, radioterapia, quimioterapia y oncología clínica para una “atención integral” en la lucha contra el cáncer.