Seguridad

Testigo protegido dice que Sosa y su esposo también prestaban dinero en la Alcaldía y que lo obligaron a abrir cuenta bancaria

La declaración fue presentada ante la comisión de fiscales que investiga el caso ítems fantasmas

30 de enero de 2022

Un testigo protegido declaró ante la comisión de fiscales que investiga el caso ítems fantasmas que la exalcaldesa Angélica Sosa y su esposo Sergio Perovic lo obligaron a abrir una cuenta en un banco para depositar grandes montos de dinero que luego se enteró que eran usados para financiar préstamos al interior del gobierno municipal.

El testigo relata que en octubre de 2017, en su condición de funcionario municipal, fue citado por Sosa y Perovic en la que le pidieron que abra la cuenta bancaria para recibir los depósitos y transferencias de montos que iban de los Bs 1.000 a los Bs 5.000.

“Ya pasando 15 o 20 días percibí un monto alto de Bs 30.000 y fue donde yo me asusté y les reclamé que no podía sustentar ese monto de dinero porque no ganaba esa cantidad de dinero y la arquitecta Sosa me dijo no te preocupes porque tenemos los abogados aquí en la Alcaldía que te van a defender”, señala el testigo en la declaración a la que tuvo acceso Unitel.

PUEDES LEER: Antonio Parada prestó Bs 250.000 a una pareja con garantía de una casa en el Urubó

Tras consultar con un abogado particular decide cerrar la cuenta y comunicar a Sosa y su esposo que no podía ayudarlos más.

“Recibí palabras del señor Perovic que yo era un maricón que quería aprovecharme de la situación y sacarle una tajada, me trataron y tuve que salirme de su casa”, relata.

Según cuenta, al día siguiente cuando fue a su trabajo su nombre ya estaba retirado del sistema y ni siquiera podía marcar, había sido despedido. Pidió ayuda de otros concejales, de su Sindicato y nadie quiso escucharlo.

“Traté de hablar con el señor Perovic y él me dijo que me había hecho botar porque yo no acepté sus proposiciones de ellos, a raíz de eso el señor Perovic me hizo una persecución que yo me había robado su dinero eso fue lo que dijo, amedrentando su familia con matones”.

El testigo logró averiguar que el dinero que depositaban en su cuenta era entregado por el hermano de un alto funcionario de confianza de Angélica Sosa y que esos recursos “eran para hacer préstamos dentro de la Alcaldía a funcionarios y conformaron una empresa que se llamaba Prestin y prestaban el dinero al 10%”, señala.

TE PUEDE INTERESAR: Alcaldía dice que Julio Herbas realizó préstamos por más de 1.5 millones de bolivianos

La época en que mantuvo la cuenta, esta persona retiraba en persona dinero tres a cuatro veces a la semana para entregarlo a Angélica Sosa o Sergio Perovic, según su testigo. 

El testimonio señala que tras las amenazas a su familia su esposa decide denunciar el caso ante la Fiscalía del Plan 3.000 y que Sergio Perovic al sentirse "acorralado" termina por ceder y negocia un acuerdo transaccional, firmado en una Notaría, en el que se comprometen  a devolverle su trabajo a cambio de finalizar cualquier querella.