Seguridad

Familiares de reos denuncian irregularidades y descontrol dentro del penal de El Abra

Tras el asesinato de un reo y el ataque a otros privados de libertad, Régimen Penitenciario decidió cambiar al gobernador

La esposa del recluso del penal de El Abra que el pasado mes de septiembre fue rociado con gasolina y después quemado en el baño del recinto, denunció que no existe control en el lugar.

La situación es muy crítica, al final nadie se hace cargo de nada, ni Régimen Penitenciario ni nadie”, indicó a UNITEL.

La mujer asegura que días antes de que se registre el ataque, ella informó al gobernador de la cárcel sobre las amenazas que recibía su esposo, sin embargo, se hizo caso omiso a las denuncias.

“Yo fui hablar con este coronel, de que este reo peligroso se ha bajado a otro bloque, él me indicó que no estaba para cuidar internos”, reveló.

El recluso resultó con quemaduras de primer y segundo grado en las manos y en las piernas, el cual tuvo que ser trasladado hasta un hospital para que reciba la atención correspondiente. La esposa del privado de libertad asegura que su familia es la que cubre los gastos médicos.

Sin embargo, la denuncia va más allá, ya que la mujer asegura que se permite el ingreso de bebidas alcohólicas y hasta droga, además de que dentro del penal existe una serie de irregularidades como extorsiones.

“Hay descontrol, es todo un caos ahí, la gente sale de ahí borracha, no sé si eso es un penal o una chichería”, declaró.

Este viernes se realizó un megaoperativo dentro del penal de El Abra, donde más de 800 efectivos se trasladaron al lugar para realizar una requisa sorpresa. En el lugar se halló una gran cantidad de celulares, armas punzocortantes, drogas, y demás objetos.

Tras la requisa se determinó cambiar al gobernador al cual, además, investigarán por el asesinato de un reo, y el ataque a otros en las últimas semanas.