A una semana de los avasallamientos en Guarayos, no hay rastro del grupo que sembró terror en Las Parabas

“No se trabaja cuando hay delincuentes merodeando a los productores”, lamentó el presidente de Fegasacruz, quien denunció que existen 50 casos de toma de tierras que no han sido resueltos.

Publicado el: 07/12/2022
Por Álvaro Rosales Melgar
Image
Hay temor por el acciones de los avasalladores

Este jueves se cumple una semana de la irrupción de un grupo irregular armado en el predio Las Parabas, ubicado en la zona de El Trébol del municipio de Ascensión de Guarayos y no hay rastro de los cerca de 200 integrantes de este movimiento que siembra terror entre los productores.

Pese a las denuncias y patrullajes, la Policía no da con el paradero de estas personas, no hay arrestados y la situación preocupa al sector productivo.

Desde la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), el presidente Adrián Castedo condenó estas “acciones delincuenciales” y demandó que de manera inmediata se tomen cartas en el asunto para solucionar esta problemática que conlleva a que los productores pongan en suspenso sus actividades debido a que las acciones de los avasalladores se traducen en pérdidas de inversiones.

El presidente del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), Eulogio Núñez, manifestó que la situación no es competencia de la entidad estatal y que, en todo caso, son los afectados quienes deben sentar denuncias sobre predios que ya están titulados.

Sin embargo, pese a que se puso el tema en conocimiento del Ministerio Público, la Policía solo llegó a colectar evidencias y realizar un patrullaje preventivo, después se retiró.

Los ganaderos advierten que los avasalladores se campean en la provincia Guarayos y la dirigencia sectorial manifestó que no se puede trabajar cuando hay delincuentes merodeando a los productores” y es que el modus operandi del grupo que protagonizó la toma violenta el pasado 1 de diciembre se abocó a quemar maquinarias, destruir el campamento y tumbar todo lo que encontraron a su paso.

“Condenamos acciones delincuenciales de grupos y organizaciones que solo buscan aprovecharse del trabajo y sacrificio de ganaderos dedicados a producir y aportar al desarrollo de la economía y brindar seguridad alimentaria al país”, expuso Castedo en una conferencia de prensa que brindó junto con otros afectados.

Los ganaderos también responsabilizan a las autoridades competentes de otras posibles situaciones violentas que puedan afectar a los productores ante la falta de acciones.

Según datos de Fegasacruz, hay conocimiento oficial de al menos 50 casos de avasallamientos verificados en la región y que están a la espera de resolverse, pero la cifra se duplica con otros casos de los que han sido testigos y que quedaron en la impunidad. El sector denuncia que a la fecha no existe ni un solo desalojo.

En la conferencia de prensa, los propietarios de predios tomados de manera ilegal certificaron que los avasalladores actúan del mismo modo: ingresan de manera violenta a los predios, portando armas de fuego y quemando campamentos y maquinarias, además de secuestrar a personas que trabajaban en las propiedades, carneando las reses de los productores y generando zozobra en las poblaciones aledañas.

Los testimonios

El propietario del predio Las Parabas, Rudiger Trepp, alertó que más allá de la situación de su predio, los avasalladores están cobijados y con el plan de ir tomando lugares aledaños. Además, expuso que los avasalladores ya están identificados.

“Los avasalladores, además de los daños a la actividad en sí, amedrentan a la gente y una propiedad sin recursos humanos es difícil que pueda trabajar. Estamos con esa dificultad porque la gente está traumada y tenemos que reponer el personal para seguir con nuestra labor”, manifestó Trepp.

Otra afectada en Guarayos manifestó que los avasalladores están cobijados en el monte y el hijo de la misma tuvo que abandonar la zona porque tiene amenaza de muerte. “Nos sentimos en indefensión total, porque hay denuncias y las autoridades no proceden. Todos saben en la comunidad quienes son y quienes lideran esto y no se ha hecho nada hasta el momento”, señaló.

Además de la situación en Las Parabas, desde hace 15 días se detectó la reactivación de estos grupos irregulares y para los productores la situación ya es insostenible.

TE PUEDE INTERESAR: Avasalladores avanzan con maquinaria en las Lomas de Arena, pese a la pausa ambiental

Tags