Tendencias

No mires arriba: ¿Qué tan probable es que un cometa choque con la tierra?

La NASA explica que la tierra ya ha sido impactada por asteroides y es algo que volverá a pasar

30/12/2021 18:30:00

No mires arriba, la producción protagonizada por Jennifer Lawrence y Leonardo DiCaprio sobre el impacto de un cometa a la Tierra hace plantearse a muchos el apolítico escenario en la vida real. La NASA no es ajena a esta duda y ha respondido sobre esta posibilidad.

En la película No mires arriba, DiCaprio y Lawrence dan vida a dos científicos que por casualidad descubren un cometa que, de no tomar acciones, chocará inevitablemente contra la Tierra en poco más de seis meses.

También te puede interesar: DiCaprio aborda la crisis climática en la sátira ‘Don't Look Up’

La NASA respondió a esa duda a través del Centro de Aprendizaje para Pequeños Astrónomos de la Nasa denominado Starchild.

“Los cometas impactan con menos frecuencia quizás una vez cada 500.000 años aproximadamente”, señala la NASA, al ser consultada con qué frecuencia es impactada la tierra por asteroides y cometas.

En el caso de los asteroides que por lo general tienen mayores dimensiones que un cometa, suelen impactar en la tierra cada 100.000 años.

“La Tierra ha sido golpeada antes por asteroides y volverá a serlo algún día. No sabemos cuándo, pero sabemos que no será en el futuro inmediato”, señala el organismo norteamericano.

También se planteó qué se podría hacer en caso de detectarse algún cometa o asteroide con dirección a la tierra. Sobre este punto la NASA sostiene que en caso de que los astrónomos encuentren un objeto así habrá mucho tiempo para rastrearlo, medir su órbita con precisión y planificar un sistema para desviarlo.

Sin embargo, también mencionan algo que se asemeja a la trama de No mires arriba: “Sería un proyecto en el que participarían todas las naciones del mundo. Debido a que lo habremos encontrado mucho antes de que se cruce con la órbita de la Tierra, probablemente solo sería necesario un pequeño empujón (tal vez de los cohetes químicos que aterrizamos en la superficie de la Tierra) para desviarlo de un camino amenazante”, sostiene la NASA.