Tendencias

La historia del trágico final del actor de Harry Potter que murió por defender a su hermano

Robert Knox que interpretaba a Marcus Belby en la famosa saga fue asesinado a puñaladas en las afueras de un pub en un suburbio de Londres.

11/08/2022 09:46:00

Harry Potter es una de las sagas más aplaudidas por la crítica y con un fandom enamorado de las historias y el elenco que dio vida a los personajes en la gran pantalla, el filme vio nacer y crecer a los grandes actores y actrices que saltaron a la fama.

Pero no todos corrieron con la misma suerte, es el caso de Robert Arthur Knox, actor de 18 años que encarnó a Marcus Belby en “Harry Potter y el príncipe mestizo” y que fue asesinado a puñaladas afuera de un pub en Sidcup, un suburbio de Londres, por defender a su hermano menor de Karl Bishop, un joven londinense de 21 años.

Todo ocurrió el viernes 24 de mayo de 2007 después de que acudió junto a su hermano y amigos a un reconocido pub en Londres, en donde hace una semana, el hermano menor de Robert, tuvo un altercado en el mismo lugar, es por eso que cuando el agresor se enteró que estaba en el mismo sitio, fue a la puerta del bar con dos cuchillos de cocina y los amenazó.

El actor advirtió con llamar a la Policía por lo que el atacante lo asesinó apuñalándolo varias veces en el pecho hasta dejarlo inmóvil, los amigos que acompañaban al actor intervinieron y resultaron heridos por el agresor, entre ellos, Dean Saunders, que estuvo en el hospital con una herida importante en el cuello, pero su vida no corrió peligro.

 "Amenazaste a mi hermano con un cuchillo. Llamaremos a la policía. Rob quería evitar la pelea, no fue su culpa", contó un empleado del bar a la BBC.

El actor tras el ataque fue trasladado a un hospital en donde murió, el dueño del bar llamó a la policía y arrestaron al agresor, la muerte de Robert Knox enlutó al mundo cinematográfico y a sus compañeros del elenco.

Knox también había sido contratado para repetir su papel en Harry Potter y las Reliquias de la Muerte pero su carrera fue truncada estando en las últimas semanas de grabaciones de Harry Potter y el príncipe mestizo.

El 4 de marzo de 2009, después de más de un año en prisión, Karl Bishop (22), quien sonreía mientras le dictaban sentencia, fue declarado culpable del asesinato de Robert Knox en el tribunal Old Balley de Londres y condenado a cadena perpetua.​

La corte escuchó que Bishop estuvo involucrado en una pelea con el hermano de Knox en el bar la semana anterior, tras la cual dijo “voy a regresar la próxima semana, y alguien va a morir”.

De acuerdo a la justicia londinense, Bishop no mostraba “absolutamente ninguna señal de remordimiento” y cuando le dijeron que Knox había muerto, respondió: “Sí, qué bien”.