Tecnología

Proyecto científico trabaja para resucitar a un animal extinto

Este proyecto millonario unirá lo último en tecnología y genealogía para devolver a la vida a una especie, de lograrlo, esto significaría un avance para recuperar otras más

18 de agosto de 2022

Tras cien años desde su extinción, es posible que el tigre de Tasmania vuelva a la selva, el marsupial carnívoro jugaba un papel muy importante en su ecosistema antes de desaparecer, por lo que ahora los científicos se han propuesto resucitarlo.

$!Proyecto científico trabaja para resucitar a un animal extinto

El número de tilacinos o tigres de Tasmania, que tienen el tamaño de un coyote, comenzó a decrecer hace dos mil años hasta reducir su hábitat de manera que solo era posible encontrarlos en la isla australiana de Tasmania.

Al igual que sucedió con muchas otras especies, la presencia de los humanos afectó la vida silvestre, en 1.800, a los tigres de Tasmania, se los culpó por las pérdidas de ganado por lo que iniciaron su erradicación, esto a pesar de que había otros factores en juego.

$!Proyecto científico trabaja para resucitar a un animal extinto

El último tigre de Tasmania murió en 1936, vivía en cautividad, se llamaba Benjamín y falleció por exposición en el zoológico Beaumaris en Hobart, hoy un grupo de científicos buscan resucitar a este extinto animal.

$!Proyecto científico trabaja para resucitar a un animal extinto

El proyecto científico tiene un trabajo complicado que implicará unos avances genéticos importantes, recuperación de ADN antiguo y reproducción artificial de una forma nunca vista, a este proyecto se suma otro similar que busca devolver las especies extintas al planeta, actualmente también se busca recuperar al mamut lanudo.

$!Proyecto científico trabaja para resucitar a un animal extinto

Andrew Pask, profesor de la Universidad de Melbourne y líder de la iniciativa con el ‘Laboratorio de Investigación de Restauración Genética Integrada del Tilacino’ dijo, a la CNN, que esta tecnología ofrece una oportunidad de corregir la extinción y podría aplicarse en circunstancias excepcionales en las que se han perdido especies angulares.

Resucitar a este animal será un proceso largo, primero se debe construir el genoma del animal extinto y compararlo con el del dunnart de cola gorda, su pariente más cercano, esto permitirá que se modifique el ADN del dunnart en todas las partes en las que sea diferente al del tigre de Tasmania y obtener células viables, un proceso importante para volver esa célula un animal vivo de nuevo utilizando al dunnart como un vientre de alquiler.

$!Proyecto científico trabaja para resucitar a un animal extinto

Una vez que se tenga a la cría esta no estará inmediatamente en la selva ya que será necesario monitorearla para ver cómo interactúa con el ecosistema y el cautiverio antes de poder dejar que vuelva a su hábitat.

Tom Gilbert, profesor del Instituto GLOBE en la Universidad de Copenhague, expresó su preocupación sobre el proyecto y señaló que es poco probable conseguir la secuencia completa del genoma de la especie extinta, “nunca podremos recrear completamente el genoma de la forma perdida. Siempre habrá algunas partes que no podrán ser modificadas” dijo a CNN.

Como los científicos van a tener que seleccionar manualmente qué se puede añadir al genoma y qué no, Gilbert explicó que se producirá un ‘híbrido’ con un ADN imperfecto por lo que puede nacer con complicaciones de salud que no le permitan desarrollarse hasta la adultez.

$!Proyecto científico trabaja para resucitar a un animal extinto

Algunos científicos critican la inversión de millones de dólares para animales extintos cuando actualmente existen decenas de especies en vía de extinción. La ‘lista roja’ de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, IUCN, señala a 41.000 animales que podrían desaparecer de la faz de la tierra tal como lo hizo el tilacino, tigre de Tasmania.