Maternidad Percy Boland colapsa, hay recién nacidos en una mesa y un sofá

Las salas no dan abasto, los bebés están hacinados y el personal de salud se encuentra desesperado. Los médicos señalan que el colapso es desde hace años y que la situación es crítica. Piden atención de las autoridades

Publicado el: 09/12/2022
Por Rodolfo Orellana
Por Yvonne Alexandra León Quiroga
Image
Los bebés comparten servocunas en una sala.

En una mesita, que tenemos para realizar apuntes, hay un bebé porque realmente no hay dónde ponerlo”, cuenta la doctora encargada de Neonatología del Hospital de la Mujer Dr. Percy Boland de Santa Cruz, Mariela Céspedes.

La Unidad de Terapia Intensiva Neonatal y la sala de cuidados intermedios, que tienen 60 espacios, “están repletos”, explica el director del Hospital, Mario Herbas.

Ante esto, los recién nacidos comenzaron a ocupar otros espacios. El Hospital tiene una sala, que estaba destinada para los neonatos que nacen por cesárea. En ese sitio, conocido como sala de transición, los infantes recibían calentamiento y luego regresaban con sus mamás, pero ahora “se ha convertido en una terapia, prácticamente”, relata Céspedes.

“Tenemos bebés con canalización del ombligo, con catéteres venosos, catéteres arteriales, intubados, bomba de infusión (sistema de administración de fármacos), con monitores; entonces se ha convertido en una sala de terapia y una zona de terapia intermedia. Una mezcla porque también tenemos existen en cunas”, detalla la doctora que diariamente se enfrenta a las limitaciones de espacio y equipos para realizar su trabajo.

Mientras uno de los bebés duerme sobre la mesa, otro descansa en un sofá. A esto se suma que hay hasta tres menores que están en las servocunas, artefactos que se utilizan para proporcionar calor a los recién nacidos.

Los doctores se dan modos para clasificar a los recién nacidos y atenderlos. Céspedes insiste, la situación “es crítica” y recuerda que el Hospital no rechaza pacientes por lo que constantemente llegan más menores.

“Es una pena la situación de la Maternidad porque los médicos, tanto los ginecólogos como nosotros, nos sentimos con una impotencia, con rabia y malestar”, acota.

Bebés “mezclados”

El jefe de Neonatología, Erwin Román, señala que incluso una servocuna es compartida por tres bebés con diferentes diagnósticos, uno es paciente con VIH, otro tiene sífilis y el tercero neumonía. “Están mezclados los bebés”, indicó el galeno en conferencia de prensa.

La situación preocupa al personal de salud y decidieron enviar un informe a la Fiscalía para que se conozca la situación. “Puede suceder cualquier cosa con los neonatos”, señala el director del Hospital, Mario Herbas.

“El problema es que no podemos rechazar a ninguna paciente, ante la ley no podemos rechazar”, recalca.

“La solución definitiva es un nuevo hospital por lo menos con 50 camas para Unidad de Terapia Intensiva Neonatal y unas 100 camas para cuidados intermedios neonatales”, indica Herbas y pide atención de las autoridades.

Tags