Sociedad

Alcaldía cruceña usa fondos del IDH para cambiar losetas “como contraparte” y dice que hay riesgo de perder crédito del BM

Tras ponerse en pausa este proyecto a causa de cuestionamientos y controversias con grupos de vecinos que se oponen a esta obra, se comenzó a restituir las losetas en el centro histórico

22 de septiembre de 2022

El cambio de losetas por pavimento flexible en un área de ocho kilómetros en el centro histórico cruceño, según explicó el alcalde Jhonny Fernández está registrado como un proceso de contratación para el distrito 11, zona que comprende el Casco Viejo, y cuyo financiamiento se había adquirido a través de un crédito del Banco Mundial.

Sin embargo, en el formulario de los datos generales el organismo financiador corresponde a transferencias del Tesoro General de la Nación (TGN) por medio del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) por un monto de 29 millones novecientos sesenta mil bolivianos.

El burgomaestre señaló en conferencia de prensa, una vez que se puso en pausa la ejecución de este proyecto ante protestas de vecinos, que si se paraliza esta obra se perderá el crédito de este organismo internacional.

“Si el Banco Mundial nos retira del apoyo del crédito, ese mejoramiento para el Casco Viejo de la ciudad, tenemos que esperar para 2023, volver a pedir que nos den financiamiento y recién podíamos disponer los recursos para ejecutar este proyecto en 2024. Esto significa que se está postergando con todas las obras”, indicó Fernández.

En la ley de Hidrocarburos se establece que todos los beneficiarios destinarán los recursos recibidos por Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), para los sectores de educación, salud y caminos, desarrollo productivo y todo lo que contribuya a la generación de fuentes de trabajo.

Puedes leer. ¿Habrá daño económico tras el cuarto intermedio en el cambio de losetas en la capital cruceña?

Este jueves, al ser consultada por UNITEL, la secretaria de Planificación Andrea Daza, indicó que los recursos que se van a utilizar forman parte de “una contraparte de 30 millones de bolivianos” que estaba aprobado con recursos del IDH por el Gobierno municipal.

Acotó que “el otro presupuesto del Banco Mundial” estaba desarrollado para urbanismo táctico para la revitalización del centro histórico cruceño con una inversión de cuatro millones de dólares y que, adicional a esto, había un compromiso incluso de ampliar el monto a 14 millones de dólares para este proyecto, fondos “que ahora están en riesgo”.