Sindicados de agredir a periodista de Unitel se declaran inocentes; la Fiscalía pedirá su detención

La fiscal Delmy Guzmán puntualizó sin embargo que existen videos y fotografías que son evidencia de que las dos personas participaron en la violenta golpiza al reportero Mario Rocabado en La Guardia.

Publicado el: 17/11/2022
Por Rubén Ariñez
Image
[Unitel] / Mario Rocabado, periodista de la red UNITEL

Los dos sindicados de la violenta agresión al periodista de la red Unitel Mario Rocabado presentaron su declaración informativa ante la Policía y reivindicaron su inocencia, pese a que la víctima los reconoció. El Ministerio Público pedirá su detención preventiva.

La fiscal Delmy Guzmán confirmó que este miércoles que las órdenes de aprehensión contra Marco Antonio Pinto Fernández de 22 años y Constantino Carachuyo Choque, de 27, se ejecutaron luego de que se presentaran voluntariamente.

En su comparecencia ante los investigadores, las dos personas negaron haber agredido a Rocabado la noche del 1 de noviembre, cuando efectuaba la cobertura de los enfrentamientos en La Guardia, Santa Cruz. Tras la golpiza, un estudio forense determinó 35 días de impedimento. Tiene fracturas en el pie y la mano.

Supuestamente no son las personas que hayan agredido, (lo dijeron) en su defensa material, están en su derecho”, señaló la fiscal.

Sin embargo, puntualizó que existen “colectados videos, imágenes de los cuales se va a pedir una resolución para pedir medidas cautelares, siempre respetando presumiendo la inocencia hasta que no se compruebe en juicio previa portación de prueba tanto de cargo como de descargo”.

Pinto es funcionario de la Alcaldía de la Guardia. En su testimonio señaló que las acusaciones en su contra son parte de un represalia porque su padre es dirigente del MAS.

“Yo me dirigí a comprar vinagre (...), veo policías y un grupo de personas que se estaban enfrentando (...) En la entrada a la cancha Bibosi me agarra una multitud de gente (...) juzgándome por ser funcionario de la alcaldía (...) insinúan que yo soy un soplón”, señaló.

“Pienso que están haciendo política porque mi padre es dirigente del MAS de la Guardia”, añadió.

Por su lado, Carachuyo Choque es comerciante del mercado campesino de ese municipio y aseguró que cuando llegó al lugar el periodista ya estaba herido.

“Soy asociado al mercado y me llega información al grupo de WhatsApp que lo querían quemar el mercado... me fui a ayudar a cuidar el mercado que es mi fuente de trabajo. (...) Hasta dónde yo vi al periodista le vi ya herido con el tajo en la cabeza, sangrando toda su cara. Estuve en el lugar hasta la 1.00 de la madrugada, custodiando”, señaló.

“Pasando unos días mi persona hizo un TikTok sobre el periodista de lo que yo presencié en su momento de los enfrentamientos, por eso me acusan”, indicó.

No obstante, la fiscal Guzmán precisó que “se tiene dentro de las investigaciones, el desfile de placas fotográficas que se hizo en el momento de su declaración (de Rocabado) el cual habría identificado a algunas personas”.

Los dos sindicados son investigados por los delitos de lesiones graves y leves, robo agravado, asociación delictuosa e instigación pública a delinquir, delitos contra la libertad de prensa.

El hecho sucedió la noche del 1 de noviembre y las órdenes de aprehensión fueron emitidas el 5 de este mes. La presentación de los acusados se produjo el 16 de noviembre. La Policía tuvo 11 días para aprehenderlos, pero no lo consiguió.

Tags