Seguridad

"No puede haber dos mercados de coca, van a destruir mecanismos de control del narcotráfico", dice analista

El exjefe de conflictos de la Defensoría del Pueblo, Gregorio Lanza, asegura que la instalación de un mercado paralelo estaría vulnerando la normativa.

12 de agosto de 2022

El experto y exjefe de conflictos de la Defensoría del Pueblo, Gregorio Lanza, considera que la apertura de un mercado paralelo de la hoja de coca provocará una falta de control para su comercialización y que además, “destruirá” mecanismos de control del narcotráfico. 

Además, Lanza dijo que estas acciones ocasionarán que exista un “incentivo” para que la coca de los Yungas de La Paz tenga un canal libre para posiblemente ser usada en actividades irregulares.

TAMBIEN PUEDE LEER: Represión a cocaleros: ONU observa uso excesivo de fuerza y exhibición pública de detenidos

 “No puede haber dos mercados de coca legales, van a destruir los mecanismos para el control de coca y el control del narcotráfico. Al destruir el único mercado legal de La Paz se está incentivando a que la coca vaya directamente al narcotráfico”, dijo Lanza a Unitel. 

Respecto a las detenciones y la represión de la Policía al sector cocalero, el analista califica de “excesivo” el uso de la fuerza policial. Además que el conflicto por el mercado paralelo responde a un interés político.

 “El ministro Del Castillo está vulnerando los derechos humanos al hacer un uso excesivo de la fuerza, al ingresar a los domicilios particulares sin la autorización para detener a personas. Además, está utilizando la fuerza pública que es pagada por los bolivianos para defender a una persona que tiene un mercado privado que es Alanes. Esta situación responde a un tema político”

Lanza dio este criterio a UNITEL tras los últimos acontecimientos donde el sector cocalero de Arnold Alanes quien es afín al Movimiento Al Socialismo (MAS) obtuvo el aval de las autoridades de Gobierno para instalar un mercado paralelo de la coca, el cual es calificado de “ilegal” por dirigentes de Adepcoca.

  ​