Denuncian que avasalladores secuestraron a siete personas y tomaron un predio en Guarayos

Los trabajadores del predio Las Parabas estaban reponiendo alambrado cuando un grupo armado llegó, incendió y tiró abajo el campamento que habían instalado. Se desconoce el paradero de los afectados

Publicado el: 01/12/2022
Por Álvaro Rosales Melgar
Image
La afectación logró ser captada y es una prueba de la denuncia

Los grupos armados vuelven a sembrar terror en la provincia cruceña de Guarayos en una nueva aparición violenta registrada este jueves en el predio Las Parabas, ubicada a 75 kilómetros de Ascensión de Guarayos, según la denuncia sentada por el empresario productor Rudiger Trepp, quien advirtió que siete personas fueron secuestradas y se desconoce el paradero.

Con la doble titulación de propiedad en mano, Trepp dio una conferencia de prensa junto al presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Óscar Mario Justiniano, y alertaron que la situación fue puesta en conocimiento de la Policía, de la que se espera las acciones para iniciar operativos en la zona, pero estos no cuentan con los equipos para el rastrillaje, según la denuncia.

“En diciembre pasado, el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) hizo la verificación del cumplimiento de función económica y social del predio y tenemos una resolución que desestima cualquier reversión, tenemos los respaldos y permisos correspondiente, pero estas personas (avasalladores) no dicen que no les interesa los papeles”, señaló Trepp.

Los trabajadores del predio afectado se encontraban realizando labores de recomposición del alambrado cuando apareció el grupo armado, el cual redujo a los operarios y quemó el campamento que estos habían instalado para realizar las labores.

Asimismo, Trepp expuso que quemaron una oruga en el lugar que era propiedad de un menonita y un tractor, mientras se desconoce del paradero de los trabajadores, con quienes no se volvió a tener contacto desde horas de la mañana.

Se calcula que el grupo armado está integrado por al menos 200 personas y el problema puede escalar si es que los vecinos y comunarios de la zona deciden ir a buscar a los trabajadores, ya que son parte de las familias que habitan en la zona.

Según el reporte, entre los avasalladores hay personas armadas y la situación preocupa, ya que existen antecedentes de tomas violentas en la zona como el sonado caso de Las Londras.

“Estos predios tienen toda la documentación legal. Cumplimos con la función de producir y de dar trabajo. Se ha explicado esto a las personas, pero no les interesa lo que dice la Ley y tiran abajo todo esfuerzo puesto para desarrollar la propiedad. Y el problema también es que no sabemos si los trabajadores están a salvo y no hay quién nos ayude”, lamentó Trepp.

Las Parabas es un predio de 1.989 hectáreas, 400 de estas están desmontadas para atender a 640 cabezas de ganado, cuentan con potreros y es una zona de carácter productivo, según lo certificado por el INRA.

Preocupación en la CAO

Por su parte, el presidente de la CAO sostuvo que se pondrá a disposición al equipo jurídico de la entidad e instó a las instancias estatales y de la justicia a tomar cartas en el asunto de manera urgente y con mano dura.

Para el ejecutivo este tipo de situaciones se tornan cada vez más violentas y no hay límites ni respeto a las familias del campo. “Son criminales y es fundamental hacer conocer la incertidumbre que atraviesa el sector productivo, los avasallamientos no tienen freno y precisamos el actuar de las instancias correspondientes”, apuntó.

De esta manera, surge un nuevo brote de esta ‘afección’ que se suma a la situación de la sequía y los incendios que afectan a la región y tienen en vilo al sector productivo.

En octubre de este año, el Gobierno y la CAO se sentaron frente a frente para abordar las problemáticas del sector, donde el Órgano Ejecutivo se comprometió a tomar acciones para dar seguridad jurídica a los productores como punto de partida para fortalecer al aparato productivo; sin embargo, desde el sector privado lamentan que en Guarayos “no hay dios, ni ley” que frene a los grupos armados.

TE PUEDE INTERESAR: A un año del secuestro de las Londras, abogada de las víctimas denuncia que el caso no avanza

Tags