Seguridad

Comarapa: conozca el testimonio de un ‘exchutero’ que cuenta cómo se venden autos indocumentados

La muerte de Yami Rosales develó una trama criminal que tiene por detrás el negocio de los autos que ingresan de contrabando al país

06 de julio de 2022

La desaparición de Yamil Rosales , un hombre que salió de su casa en Comarapa para vender su camión, el primer día de este año, concitó la atención informativa en Santa Cruz; tres días después, cuando su cuerpo fue hallado baleado y calcinado, el caso tuvo la atención de todo el país.

Detrás de este crimen, motivado por una deuda por negocios de vehículos, se esconde toda una trama del comercio de autos indocumentados, comúnmente denominados ‘chutos’.

Para conocer cómo funciona este negocio irregular, contactamos a un hombre que hace algunos años estaba inmerso en esta actividad. El testimonio de primera mano de esta persona nos revela detalles del modus operandi y la supuesta implicación de funcionarios de instituciones públicas. 

“Comarapa es un pueblo sin ley; estuve en este negocio pero lo dejé porque es muy peligroso. Aquí los ‘chuteros’ están por encima de todas las autoridades”, señala.

“Los que se dedican a la ilegalidad compran un vehículo chuto que está en buen estado y compran los papeles de un carro viejo, eso sacan un pedazo del chasis del otro y le enchufan (sic) al chuto y aparece con papeles al día”, cuenta nuestro entrevistado, cuya identidad mantenemos en reserva.
Según este testimonio la Policía, específicamente Diprove, “es el principal aliado” del negocio ilegal de vehículos, pero no son los únicos cómplices, señala también a funcionarios municipales.

UNITEL realizó un trabajo de investigación que marca a Comarapa como uno de los centros de distribución de vehículos ilegales. Para constatar esta situación, nos dirigimos a esta población de los valles cruceños, a 250 kilómetros de la capital y cerca del límite con Cochabamba en donde se verificó que casi todos los motorizados que circulan lo hacen sin placa de control, algo que es ilegal, pero que se asume como algo normal y sin el control de las autoridades.

Mira aquí este reportaje y el testimonio del exchutero