Alerta en Bolivia: ¿Qué es el coqueluche o tos convulsiva y cómo se contagia?

También conocida como tos ferina esta enfermedad se consideraba erradicada, pero se han vuelto a presentar contagios en Santa Cruz

Publicado el: 07/11/2022
Por Unitel Digital
Image
El coqueluche afecta principalmente a menores de 5 años

Este lunes, el ministro de Salud, Jeyson Auza, informó que se declaró “Alerta Epidemiologia por brote de Coqueluche”.

“Estamos frente a una enfermedad que era considerada erradicada, la coqueluche o tos ferina, se presentaron casos en Santa Cruz y eso se debe a la baja cobertura de vacunación”, señaló.

El coqueluche, tos convulsiva o tos ferina es una enfermedad infecciosa aguda sumamente contagiosa de las vías respiratorias altas, causada por la bacteria gramnegativa “Bordetella pertussis”.

Este bacilo gram negativo y aerobio afecta exclusivamente al ser humano y su distribución es universal. Se caracteriza por inflamación traqueobronquial y accesos típicos de tos violenta y espasmódica con sensación de asfixia que terminan con un ruido estridente durante la inspiración.

La aparición del coqueluche, más frecuente durante la primavera y el verano, es posible a cualquier edad, pero los más afectados son los niños menores de cinco años. La incidencia de esta enfermedad es baja debido a que hace años que existe una vacuna que se aplica a los niños desde pequeños, por lo que los brotes tienen que ver con la falta de inmunización.

¿Cómo se contagia?

Dentro de las enfermedades inmunoprevenibles, coqueluche es una patología que demanda grandes esfuerzos para su control. Se transmite a través de gotitas de secreciones respiratorias de personas infectadas y su tasa de ataque secundaria es muy alta, pudiendo llegar al 100% en personas susceptibles expuestos con el infectado de manera prolongada y estrecha.

¿Cuáles son sus síntomas?

El tiempo que transcurre desde la exposición al microorganismo hasta el desarrollo de los síntomas (período de incubación) se estima entre tres y quince días, pero puede durar hasta 21 días. Después de ese período en general hay síntomas respiratorios poco importantes, tos leve, estornudos o secreción nasal. Esta fase inicial se conoce como la etapa catarral y el cuadro clínico se asemeja al de un resfriado común. Se observan estornudos, enrojecimiento de los ojos y fiebre leve. Después de una o dos semanas de evolución de la tos clásica aparecen accesos incontrolables, cada uno con cinco a diez crisis de tos violenta, espasmódica y sin interrupción que suelen terminar con una inspiración también violenta y prolongada. Ésta es acompañada de un silbido o estridor inspiratorio característico, dado que el paciente lucha por respirar. Los portadores pueden transmitir el coqueluche desde la aparición de los síntomas hasta tres semanas después del inicio de los episodios de tos.

La aparición de la tos característica revela el inicio de la segunda etapa o paroxística. Las crisis, que se suceden a intervalos regulares, a veces se repiten rápidamente y otras veces son separadas por intervalos de varias horas. Por lo general se produce un vómito inmediatamente después de la crisis. Esta etapa suele durar de dos a ocho semanas. La última etapa, la de convalecencia, dura de uno a tres meses y se caracteriza por una resolución gradual de los episodios de tos.

El ministro remarcó que es urgente que los padres de familia lleven a sus hijos a los centros de salud para que reciban la vacuna gratuita contra esta enfermedad.

La tos convulsiva o coqueluche se previene con la administración de la vacuna pentavalente en los niños durante los primeros meses de vida (2, 4, 6 y 18 meses).

Tags