Mundo

Estados Unidos sigue en shock por la matanza racista registrada en Buffalo

En total, 10 personas -de entre 32 y 86 años- murieron y otras tres resultaron heridas en el tiroteo en un supermercado

16/05/2022 17:13:00

La matanza racista de diez afroestadounidenses el sábado en Buffalo, en un fin de semana fuertemente sacudido por la violencia, sigue impactando al país donde voces demócratas piden una armonización de las legislaciones de los estados para adquirir armas.

El presidente estadounidense, el demócrata Joe Biden, que promueve una "estrategia integral" para luchar contra la violencia y la inseguridad en el país, tiene previsto visitar este martes Buffalo, la segunda ciudad más poblada del estado de Nueva York, en la frontera con Canadá, donde el joven de 18 años Payton S. Gendron perpetró una de las peores matanzas racistas de los últimos años.

Detenido tras amenazar con suicidarse, el joven había evocado la "posibilidad de ir a otro gran comercio" y proseguir su locura asesina, declaró este lunes a la CNN el comisario de la policía local Joseph A. Gramaglia.

En total, 10 personas -de entre 32 y 86 años- murieron y otras tres resultaron heridas en un supermercado de un barrio de mayoría negra en un fin de semana marcado por la violencia.

Otra persona resultó muerta y otras cuatro gravemente heridas en otro tiroteo en una iglesia al sureste de Los Ángeles; en Houston hubo dos muertos y tres heridos, cinco muertos en Saint Louis (Misuri); cinco en Chicago, y 21 heridos en Milwaukee, en Wisconsin, durante un tiroteo al término partido de baloncesto. Las autoridades tuvieron que imponer un toque de queda.



Acusado por la fiscalía de "muerte con premeditación", Gendron se declaró inocente en una comparecencia ante la justicia este fin de semana.

- "TRABAJAR JUNTOS" -

Biden condenó el domingo el extremismo racista y pidió "trabajar juntos para hacer frente al odio que sigue siendo una mancha en el alma de Estados Unidos".

Al igual que hizo en febrero en Nueva York, tras una ola de criminalidad que acabó con la vida de dos policías, Biden y la primera dama Jill visitan este martes Buffalo. En la Gran Manzana el presidente prometió llevar a cabo una guerra sin cuartel contra la violencia asociada a las armas.

Tras endurecer la regulación de las llamadas armas "fantasma", difíciles de detectar porque carecen de número de serie y que pueden ensamblarse como un kit en casa en apenas unos minutos, el presidente quiere limitar la compra de rifles de asalto o imponer un sistema universal de verificación de antecedentes penales y psiquiátricos para los compradores.

Una eventual derrota de los demócratas en las elecciones de medio término de noviembre alejaría cualquier ambición de su gobierno en este sentido, que se topa con la negativa republicana férrea defensora de la Constitución que protege el derecho del pueblo estadounidense a poseer y portar armas.

La fiscal de Nueva York, Letitia James, también demócrata, definió la matanza del sábado como "terrorismo interno" que ha hecho revivir otros tiroteos recientes, como el asesinato de nueve fieles, la mayoría negros, en una iglesia de Carolina del Sur, en 2015, y el ataque de un blanco en Texas en 2019 que se cobró 29 vidas, la mayoría latinos. 


Tags: