Analistas coinciden que Pedro Castillo hizo un “jugada muy arriesgada” y provocó su caída

El Congreso de Perú destituyó el miércoles al presidente Pedro Castillo por “incapacidad moral” y juramentó en su lugar a la vicepresidenta

Publicado el: 07/12/2022
Image
[Foto archivo: AFP] / Pedro Castillo.

El Congreso de Perú destituyó este miércoles al presidente Pedro Castillo por “incapacidad moral” y juramentó en su lugar a la vicepresidenta.

Horas antes de que el Congreso debatiera su tercer intento para sacarlo del poder en 16 meses, Castillo dijo que era blanco de “un ataque sin cuartel” por parte del parlamento y anunció su disolución, instaló un toque de queda y dijo que gobernaría por decreto.

Sin embargo, las Fuerzas Armadas y la Policía no lo apoyaron y el Congreso ignoró su decisión y procedió a destituirlo.

Tres analistas internacionalistas coinciden que el destituido presidente realizó un última “jugada muy arriesgada” que provocó su propia caída.

“Ya se veía venir una crisis (en Perú), pero no provocada por el mismo presidente Castillo que al declarar cerrado el Congreso creó más caos en el país”, consideró el analista Carlos Guevara.

Guevara señaló que su intentó de disolver el Congreso provocó “que las personas que estaban indecisas ahora voten a favor de la vacancia”.

La analista Roxana Forteza indicó que la determinación de Castillo fue “una jugada muy arriesgada porque tiene que tener seguridad de que la Policía lo va a respaldar y que las fuerzas armadas también”.

Forteza destacó la independencia de poderes en Perú y señaló que así deberían ser las democracias.

“En el caso de Bolivia, todos los poderes están coludidos”, indicó y agregó que “mayor crisis sería que hubieran permitido que se disuelva el Congreso y no pase nada”.

El analista Francisco Solares manifestó que la determinación de Castillo fue “un golpe de Estado muy evidente, una ruptura del orden constitucional”. Consideró que el gabinete de Castillo lo dejó solo al darse “cuenta de una jugada muy peligrosa que estaba haciendo”.

Solares señaló que el Congreso tomó una “determinación valiente” al votar en favor de la vacancia de la Presidencia, lo que dio paso a que la vicepresidenta Dina Boluarte asuma el mando.

El analista indicó que los retos de Boluarte ahora tiene el reto de “reconstruir la constitucionalidad” y que tendrá que negociar con el poder Legislativo para poder gobernar.

Castillo ahora es procesado por el delito de rebelión, cuya pena es de hasta 20 años de prisión.

Tags