Informe especial

Adepcoca y sus mercados paralelos: Un problema que persiste en La Paz

Los miembros de Adepcoca nuevamente salen en movilizaciones con el pedido de cerrar las instalaciones del mercado paralelo instalado por el MAS

14 de agosto de 2022

El conflicto entre cocaleros de los Yungas de La Paz data de hace varios años, cuando en 2017 se aprobó la Ley General de la Coca en la que se establece la legalidad de dos mercados: Adepcoca en La Paz y Sacaba en Cochabamba. 

Además, mediante esta Ley que fue promulgada por el expresidente Evo Morales, señala que se permite la producción de 22.000 hectáreas de coca a diferencia de las 12.000 que estaban permitidas hasta antes de la norma. 

TAMBIEN PUEDE LEER: Cochabamba ya vive Urkupiña 2022 y espera a miles de visitantes

Desde ese entonces el conflicto por la coca fue más allá, hubo un alejamiento entre el Gobierno y cocaleros de los Yungas de La Paz generándose enfrentamientos; uno de los más graves se dio en 2018 con la muerte del policía Daynor Sandoval. 

En ese entonces, Adepcoca estaba a la cabeza de Franklin Gutiérrez quien fue cuestionado y encarcelado.

El 2019, el dirigente cocalero afín al MAS, Gregorio Chamiso, obtuvo el respaldo de las autoridades de Gobierno para instalar el primer mercado paralelo en la zona de Chuquiaguillo pese a que la ONU no reconoció a ese mercado. 


Sin embargo, ese año, hubo dos asambleas generales de la coca, la primera fue en puertas del mercado legal en Villa Fátima, donde ratificaron a Franklin Gutiérrez como su presidente. 

Por otra parte, cocaleros afines al MAS eligieron a Elena Flores como dirigente paralela de Adepcoca. Los problemas volvieron en 2021 cuando el dirigente Arnold Alanes tomó Adepcoca.


Sin embargo, el conflicto con concluyó en ese espacio, fueron varios días de enfrentamiento entre la Policía y cocaleros de base que exigían retornar a su sede en Villa Fátima. El 4 de octubre de ese año, los cocaleros orgánicos lograron retomar las instalaciones tras duros choques con la Policía. 

Alanes y su comitiva tuvieron que replegarse y abandonar las instalaciones; sin embargo, el dirigente del MAS persistió en abrir un mercado paralelo y lo hizo en una primera parte en el sector de Urujara, pero como era algo alejado de La Paz, decidieron comprar un predio en la calle 1 de Villa El Carmen lo que provocó la molestia de la dirigencia orgánica de Adepcoca que volvieron a activar marchas para lograr cerrar este mercado.