Sequía y contrabando afectan a productores que remarcan necesidad del uso de biotecnología

El presidente de la CAO indicó que en los países vecinos, que también han sufrido por el cambio climático, la afectación ha sido menor por el uso que tienen de semillas genéticamente mejoradas

Publicado el: 11/08/2022
Por Unitel Digital
Image
Productores muestran pérdidas en cultivos de maíz por sequía en los Valles cruceños

El cambio climático, principalmente la sequía, y el contrabando dejan en desventaja a los productores bolivianos que remarcan la necesidad de acceder a la biotecnología para enfrentar estas situaciones, así lo indicó Oscar Mario Justiniano, presidente de la CAO y de Confeagro.

Sobre la sequía, indicó que esto no solo perjudica a Bolivia, sino que también hay reportes de afectaciones a las producciones en Argentina, Brasil y Paraguay, pero la gran diferencia es que estos países cuentan un elemento trasversal que hace que su competitividad sea mucho mayor a la nacional y es el uso de semillas genéticamente mejoradas.


Señaló que lo que se ha tomado es la necesidad de los sectores pecuarios, principalmente en el occidente, “en donde piden a gritos que se pueda entregar la cantidad necesaria de maíz, en el precio adecuado y que esté garantizada a lo largo del tiempo” y que para eso la única respuesta es la biotecnología.

Recordó que la Uagrm presentó una ruta crítica en la que, primero, se plantea la actualización del decreto supremo para que se permita la aprobación y evaluación de este tipo de evento. Lo segundo es una ley que permita su uso pues está “claro que el pequeño productor no tiene otra herramienta más que el tema de la adopción y el uso de las semillas genéticamente mejoradas” para hacer frente a efectos del cambio climático y a otras necesidades.

"Es por eso que cuando se habla de contrabando, somos vulnerables nuestra productividad extremadamente baja a precios altos y por supuesto los otros países (están) con insumos agropecuarios más bajos", apuntó Justiniano.

Alimentos

Justiniano acotó que el no acceder a la biotecnología podría generar que haya una elevación en el precio de la carne de pollo, cerdo, de res e incluso en derivados como la leche.

"Es altamente improbable que eso pase, porque hoy por hoy con un quintal de maíz que ha superado los 100 bolivianos, y que antes estaba a 65 bolivianos, los costos de producción empiezan a incrementarse, pero como su precio de venta lo pone el mercado, lo que termina haciendo es que ahoga financieramente a las unidades productivas, se descapitaliza y quiebran, y cuando eso pasa, inmediatamente tenemos un desabastecimiento en los mercados que causa un encarecimiento de los productos”, explicó.

Tags