Exportaciones de carne reestablecidas corresponden a octubre, según Fegasacruz

El Gobierno anunció que las exportaciones de carne de Bolivia fueron restablecidas; sin embargo, Fegasacruz señaló que aún no se aprobó nuevos envíos para noviembre y diciembre

Publicado el: 15/11/2022
Por Álvaro Rosales Melgar
Image
[ABI - Foto referencial] / El sector garantiza el abastecimiento al mercado interno

Después de que el Gobierno nacional anunció que el restablecimiento de las exportaciones de carne de res y azúcar se materializó la semana pasada, desde la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz) advirtieron que esto corresponde a los envíos del mes de octubre, los cuales ya estaban programados para cumplir con los mercados con los que Bolivia tiene relación comercial.

Adrián Castedo, presidente de Fegasacruz, resaltó que no se han aprobado nuevos cupos a los meses de noviembre y diciembre, a tiempo de advertir que cualquier corte abrupto deja mal la imagen de Bolivia, debido a la seriedad con la que se manejan los protocolos con los mercados internacionales.

El ministro de Desarrollo Productivo, Néstor Huanca, anunció que el Gobierno nacional restableció las exportaciones de soya y derivados el 31 de octubre, de carne de res el 7 de noviembre y de azúcar el 9 de noviembre. “A la fecha no se tiene ninguna restricción temporal de estos productos”, manifestó la autoridad.

La situación se da después de que el propio Gobierno anunció un veto a las exportaciones de estos productos, tema que pretendían mantener vigente hasta que se restituyan las condiciones del normal abastecimiento a la población boliviana, tomando en cuenta el cerco de campesinos que se registró en las carreteras del departamento cruceño.

Los ganaderos señalan que la venta de la proteína animal al exterior es mínima, puesto que solo se exporta el 5% de lo que se produce, pese a que existe potencial para abrir nuevos mercados de exportación, siempre y cuando existan condiciones como la seguridad jurídica que permitirá tener mayor producción de carne y ganado, tema que también se traduce en beneficio de la seguridad alimentaria nacional.

A esto se suma otro tema por resolver: el contrabando de carne y ganado en pie, situación que fue detectada en las últimas semanas en Yacuiba, a lo que se suma el ingreso ilegal de otros alimentos que se producen en Bolivia como la leche, huevo, pescado y pollo.

PUEDES VER: Contrabando y seguridad jurídica son parte de los cinco puntos que tratan la CAO y el Gobierno

En esta línea, Castedo pidió a la Aduana Nacional y al Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) que hagan los relevamientos respectivos debido a que el ingreso ilegal de estos productos se refleja en los mercados de Tarija, Potosí y Chuquisaca. “Ingresan al menos 50 reses vivas cada tres días”, denunció el dirigente de Fegasacruz.

La situación es un viejo malestar que afecta al sector productivo, desde donde también habían advertido el golpe que desencadenaría el veto a las exportaciones. La Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) y otras esferas privadas revelaron que la medida del veto les cayó de sorpresa y que no fue consensuada.

Según información del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), al mes de septiembre del 2022 las ventas externas de carne bovina alcanzaron los 112 millones de dólares, siendo esta cifra un 34% más de lo registrado en igual periodo de la pasada gestión. Mientras que en volumen la cifra se acerca a las 18.000 toneladas

TE PUEDE INTERESAR: Suspensión de las exportaciones pone en riesgo más de 300.000 empleos, según exportadores

Tags