Richie Porte, "avergonzado" por no aguantar el calor, no tira la toalla

Publicado: 19/07/2014 03:15
6482362w

 Chamrousse (Francia), 18 jul (EFE).- El australiano Richie Porte se mostró hoy "avergonzado" por haberse dejado casi nueve minutos en la décimo tercera etapa del Tour de Francia a causa de un golpe de calor, pero señaló que seguirá peleando por la general "porque a otros también puede sucederles".

"No creo que haya negociado muy bien las fuertes temperaturas. Son cosas que pasan. Siento una gran vergüenza, pero hay que esperar a ver que sucede mañana", indicó el ciclista del Sky.

Segundo de la general hasta hoy a menos de dos minutos y medio del líder, el italiano Vincenzo Nibali, Porte se encuentra ahora a 11.11 en la posición 16.

"Lo siento más por mis compañeros de equipo, que han estado cada día brillantes para ayudarme", aseguró el de Tasmania, que se hizo con los mandos del Sky cuando una caída obligó a retirarse al vencedor del año pasado, el británico Chris Froome. Pese al tiempo perdido, Porte señaló que no da por perdidas sus opciones en la general.

"Lo que me ha pasado hoy a mi le puede pasar otro día a cualquiera. Tenemos que seguir peleando", afirmó. El australiano se había mostrado hasta ahora muy relajado desde el segundo puesto de la general, consciente de que le quedaba por delante una larga contrarreloj en la que podía recuperar tiempo.

Vencedor el año pasado de la París-Niza, el ciclista del Sky no estaba completando una gran temporada, en la que no consiguió ninguno de los objetivos que se había marcado, la Tirreno-Adríatico, la Vuelta a Cataluña, la Lieja-Bastoña-Lieja, la Vuelta a Romandía y, sobre todo, el Giro de Italia.

El ciclista achacó esos fracasos a una infección estomacal que le impedía rendir.

"La falta de resultados me deprimía y me hacía sentir culpable. Y cuando me siento culpable en lugar de beber un vaso de vino me bebo una botella y media. Por algo soy australiano. Y comía muchos helados", aseguró, antes de la etapa de hoy, el ciclista del Sky.

Al Tour llegó como gregario de lujo de Froome, pero las caídas del británico y su consiguiente retirada le propulsaron al rol central de la formación, que ahora tendrá más complicado hacer un buen papel.

Tags